Traducción


  • Seleccione idioma a traducir:

El doctor Fuster estima que tabaco y colesterol ensombrecen el horizonte vital de las personas

El doctor Fuster estima que tabaco y colesterol ensombrecen el horizonte vital de las personas

El pasado viernes 16 fue el día elegido por el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) para distinguir a 4 jóvenes investigadores menores de 40 años, en áreas tan relevantes como las Enfermedades Cardiovasculares, la Oncología, la Diabetes Tipo II y la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). Durante la jornada, el doctor Fuster ha alertado del peligro creciente que sigue representando el tabaco y la mala alimentación.

 

El director del Instituto de Salud Carlos III, Jesús Fernández Crespo, repasó brevemente los proyectos que su institución tiene en marcha, al tiempo que presentó a los cuatro ganadores de los II Premios Jóvenes Investigadores otorgados por el CNIC, Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares, dentro de la “Primera Jornada Jóvenes y Ciencia: Impulsando el Talento Científico”. Dichos galardones son otorgados por la Fundación AstraZeneca, que dirige Eduardo Recoder, consistiendo cada premio individual en 20.000 euros a los que se une una estancia para seguir investigando en los principales centros que la compañía farmacéutica tiene en le mundo.

 

Como acto de apertura dictó una extensa charla el director del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y director médico en jefe del Hospital Monte Sinaí de Nueva York, doctor Valentín Fuster. A pesar de su defensa de la juventud como valor de futuro, y encarnada de forma muy oportuna en los jóvenes premiados, el reconocido cardiólogo alertó sobre serios peligros que acechan a la salud de los ciudadanos. Principalmente estimó que los actuales sistemas sanitarios son muy lentos y costosos, porque en lugar de prevenir la enfermedad, esperan a que esta ya se haya hecho evidente, multiplicando los gastos sanitarios. Como ejemplo de ello puso los 300 billones de dólares que en Estados Unidos se dedican a tratar las enfermedades cardiovasculares. Una cantidad totalmente inasumible desde su punto de vista. Frente a eso, opuso soluciones como la Polipíldora (3 fármacos cardioprotectores) que desarrolló el CNIC y ya se utiliza en 22 países del mundo con la próxima incorporación de EEUU, tras su paso por la FDA. Así mismo, Fuster también dedicó abundantes minutos a hablar del proyecto TANSNIP, que se está realizando entre Nueva York y Madrid, explorando el daño que el tabaco y el colesterol causan, no sólo en las arterias más importantes del cuerpo humano, sino muy especialmente en los pequeños vasos sanguíneos del cerebro, anticipando los ictus mucho antes de lo que se cree y abriendo previsiblemente la puerta a la enfermedad de Alzheimer. En cuanto a los graves riesgos y problemas que plantea la mala alimentación, el sobrepeso y la obesidad, el doctor Fuster describió algunos de los mecanismos de la Apoptosis, o suicidio celular, de los monocitos encargados de desalojar el colesterol del organismo, tras la cual se abre la puerta a la obesidad y se liberan sustancias nocivas. Convirtiéndose estos monocitos en "cañones" que producen coágulos de sangre que desencadenan los infartos de miocardio. Concluyó su conferencia el doctor Fuster asegurando que vivimos en una sociedad enferma en la que el tabaquismo y el colesterol ensombrecen el horizonte vital de muchos ciudadanos.

 

A continuación cada mentor de los premiados presentó a su respectivo joven investigador. El primero en subir al atril fue Manuel Sánchez de la Torre, premiado por su labor en el Grupo de Investigación Traslacional en Medicina Respiratoria del IRB Lleida, durante la cual ayudó a comprender el impacto de apneas-hipopneas del sueño en la evolución del síndrome coronario agudo (SCA) y su tratamiento con dispositivos nocturnos CPAP. El segundo premiado en hablar fue Rubén Nogueiras Pozo, investigador Centro Singular de Investigación en Medicina Molecular y Enfermedades Crónicas (CIMUS), quien ha trabajado los últimos tiempos en Obesidad y Diabetes Tipo II, concentrándose en la función del p63 hepático en el control del metabolismo de glucosa y señalización de insulina. Miguel Quintela Fandiño, investigador joven del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), resultó premiado también por sus trabajos en Oncología, dedicado especialmente a sondear el mecanismo de reprogramación inmune que opera en el cáncer de mama pre-expuesto a antiangiogénicos inductores de hipoxia, y su definición de neoantígenos desde el análisis de ADN circulante. En último lugar tomó la palabra, directamente llegada del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Respiratorias (CIBERES), la joven investigadora María Rosa Faner Canet, galardonada por integrar la información molecular, celular, clínica y funcional mediante redes multi-nivel aplicadas a conocer la respuesta inflamatoria que caracteriza la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

 

La jornada coincidió con el anuncio de que el CNIC ha renovado su acreditación Severo Ochoa con una excelente puntuación (99,8 sobre 100), mérito que ha sido recientemente reconocido por una delegación de investigadores de Estados Unidos que visitaron recientemente España.

 

Pie de Foto: El doctor Valentín Fuster, director del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC)

Publicado el 28/09/2016 10:08:50
Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Agregar un comentario!
Nombre:*
Email:*
Mensaje:*
  Captcha
  Agregar un comentario!