Traducción


  • Seleccione idioma a traducir:

La importancia de sonreír para vivir mejor

La importancia de sonreír para vivir mejor

Cuidar los dientes contribuye a la autoestima, porque esbozar nuestra mejor sonrisa nos ayuda a sentirnos mejor. Por el contrario, la aparición de problemas bucodentales provoca malestar e inseguridades que afectan al estado de ánimo y a la salud.

 

Si una persona no se siente satisfecha con sus dientes, sonreír se convierte en un problema. Taparse la boca con las manos para no mostrar la apariencia de los dientes, reírse sin enseñarlos o incluso evitar sonreír son las “soluciones” más frecuentes que demuestran hasta qué punto la sonrisa afecta en el día a día y en la autoestima llegando a proyectar una imagen negativa de uno mismo.

 

“Una sonrisa bonita es la mejor carta de presentación social y puede ser un factor clave para mejorar la autoestima de uno mismo. En muchas ocasiones la aparición de problemas bucodentales, como una mala alineación de los dientes, puede provocar inseguridades que afectan directamente al nivel de confianza de cada uno”, nos explican los expertos del sistema de ortodoncia Invisalign.

 

Vigilar la salud bucodental desde el principio

 

Gran parte de la población presenta algún tipo de patología periodontal, siendo la más frecuente la gingivitis, un problema que puede evolucionar hacia la periodontitis y la pérdida de las piezas dentales, de ahí la importancia de detectarla y paliarla a tiempo. La cifra, que continúa siendo elevada, muestra un descenso de este tipo de enfermedades, aunque la gingivitis sigue siendo la más frecuente. Esta marca insiste en vigilar la salud dental de los más pequeños así como inculcarles adecuados hábitos de higiene bucodental.

 

Los dientes hay que limpiarlos y cuidarlos desde su aparición en la boca, aunque éstos sean todavía de leche. Es misión de todos los involucrados en la salud (profesiones sanitarias, instituciones públicas, medios de comunicación...) concienciar a la población de la importancia de tener adecuados hábitos preventivos. Cepillar los dientes después de cada comida (desde su nacimiento) y visitar periódicamente al dentista, pueden, por sí solos, reducir drásticamente las caries y las enfermedades de las encías.

 

Salud oral durante el embarazo

 

Los cambios hormonales que se producen durante la gestación condicionan cambios en el organismo y en especial en la salud dental. Durante el embarazo es recomendable prestar especial atención a los problemas periodontales o de encías que se presentan de forma más habitual entre el tercer y octavo mes. Sobre todo si presenta sangrado. Con motivo de los cambios hormonales, es más frecuente sufrir sangrado o enrojecimiento de encías, sobre todo a partir del tercer mes de embarazo.

 

Otro elemento que perjudica a la salud dental, es la mayor frecuencia de “picoteo” durante el embarazo. Se suele abusar de chocolatinas, patatas fritas, etc. Es aconsejable sustituir ese tipo de alimentos por otros más saludables, como por ejemplo, la fruta. En los casos en los que las náuseas y vómitos son muy frecuentes pueden provocar erosión dental, de ahí la importancia de acudir al odontólogo. Lo que no se recomienda en esta época es realizarse un blanqueamiento dental.

Publicado el 02/11/2016 16:24:56
Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Agregar un comentario!
Nombre:*
Email:*
Mensaje:*
  Captcha
  Agregar un comentario!